sábado, 5 de abril de 2014

LA SECUENCIA DE EJERCICIOS T.R.E.


La secuencia de ejercicios T.R.E. se ha aplicado con éxito en 29 países en procesos de resolución del estrés crónico o síntomas pos-trauma debido a accidentes, desastres naturales, violencia política, violencia doméstica y estrés común.
Es una secuencia de sencillos ejercicios corporales basados en las investigaciones realizadas desde el enfoque psico-bio-neurológico han ayudado a reconocer que el proceso de recuperación del estrés profundo se articula exitosamente apoyándose en intervenciones corporales.
Tras los estudios sistemáticos sobre la traumatización en situaciones de guerra, violencia política y doméstica, David Berceli ha identificado y aislado una serie específica de contracciones musculares. Estas contracciones son instintivas para la especie humana y trascienden las distinciones culturales.
La secuencia de ejercicios T. R.E. ha sido desarrollada siguiendo estos estudios y está diseñada para resolver las tensiones crónicas profundas causadas por conmociones severas, traumáticas o derivadas del estrés común de alto grado y lo hace activando los mecanismos naturales del organismo para relajar la tensión, comenzando desde el centro de gravedad del cuerpo y desplazándose hacia la periferia.

Más información sobre DAVID BERCELI www.traumaprevention.com 

¿A quién va dirigido?

A todas las personas que quieran conocer este método ya sea por interés profesional o personal. Es especialmente idóneo a aquellas personas que sufren de ansiedad y estrés (de origen físico o emocional), problemas de sueño, dolores articulares o musculares crónicos, personas que hayan sufrido una situación traumática y personas que por motivos profesionales y o sociales se ven sometidas de forma continua a altos grados de tensión que merman su calidad de vida.

¿En qué nos beneficia T.R.E.?

.- Conseguimos mayor flexibilidad física, especialmente en la   zona pélvica y la columna vertebral
.- Se restaura el estado de relajación muscular y se previene el desarrollo de contracturas y constricciones articulares.
.- Se reducen la ansiedad, el insomnio, el estrés común y el estrés post - tramático

.- Aumentan la energía disponible.

.- Producen sensación de claridad mental y alivian estados emocionales

perturbadores.


¿Cómo funciona T.R.E.?


La secuencia de ejercicios T.R.E. está diseñada para activar los mecanismos neurológicos naturales que harán que el organismo pueda volver a un estado de descanso.


Esta es la clave para una recuperación exitosa del estrés.



Cada músculo posee mecanismos diseñados para contraerse y relajarse en momentos de peligro o de seguridad. Durante el peligro se da una compleja reacción neurológica que hace que los músculos se contraigan para proteger al organismo de un posible daño o incluso de la muerte. Una vez que el peligro pasa, nuestro sistema nervioso está programado de tal modo que es capaz de eliminar la tensión excedente a través del temblor neurogénico, restableciendo el equilibrio neurofisiológico interno. No obstante, debido a nuestra evolución como una especie ego-centrada, hemos inhibido tal mecanismo de temblor, desarrollando la tendencia a acumular y a cronificar el estrés y las tensiones corporales.



El T.R.E. actúa desde nuestro centro de gravedad. Los músculos psoas se consideran los músculos de lucha-huída de la especie humana y están en guardia como centinelas para proteger nuestro centro de gravedad.


Durante cualquier experiencia traumática estos músculos se contraen para proteger el vientre del animal humano. Conectados a la columna vertebral, a la pelvis y a las piernas se mantendrán en contracción hasta que el peligro se disipe y para volver a la normalidad, este conjunto hondo de músculos tiene que aliviar la tensión residual temblando.



Este temblor que los músculos psoas inician, reverbera a través del cuerpo entero y deshace naturalmente las tensiones crónicas profundas que va encontrando en su camino, restableciendo la calma y la normalidad mediante una experiencia confortable para el organismo.

Investigadores de la Facultad de Psicología de Sapienza en Roma demuestran que el temblor tiene un efecto benéfico sobre el cerebro. Los resultados evidencian como durante el T.R.E. se verifican un notable aumento de las ondas cerebrales alfa (8 Hz 12Hz) que son las ondas características del estado de meditación profunda y correspondientes a la sensación de bienestar general”.


CONTACTO 
page6image7808

No hay comentarios:

Publicar un comentario